Submarinismo o Buceo

El buceo o submarinismo es la actividad de nadar por debajo de agua con o sin ayuda de equipos especiales. Hay dos formas de practicarlo: la apnea (sin respiración), o también conocida como buceo libre o a pulmón; y el buceo con equipo, que puede ser con escafandra autónoma ,también llamado SCUBA, o buceo con botella, o dependiente de superficie (SSD).


submarinismo1.jpg Las técnicas de apnea y SCUBA con aire pertenecen a la categoría deportiva o recreativa. Las técnicas SCUBA con mezcla de gases (Nitrox, Heliox, Trimix) y SSD se consideran dentro de la categoría de buceo técnico o profesional debido al riesgo y nivel de preparación requerido por parte del buzo. El limite de profundidad del buceo deportivo se limita a 40 m generalmente, aunque en apnea puede alcanzar una profundidad mayor. En cambio el buceo profesional, con mezclas especiales, permite alcanzar profundidades de -100 m o más.
El buceo en apnea consiste en realizar inmersiones manteniendo la respiración después de una profunda inspiración en la superficie. Se puede practicar sin ningún equipo especial, aunque la configuración deportiva consta de una máscara apropiada, aletas, tubo de respiración (snorkel), lastre y si es necesario material termoaislante.
La técnica de buceo SCUBA, que consiste en el almacenamiento a presión de una botella que transporta el buzo, permite respirar el aire, durante una autonomía considerable. El buzo deberá llevar el equipo básico que es una botella de aire, un chaleco hidrostático o BCD, un sistema de lastre, un sistema de válvulas, un regulador (tubos y boquillas), un profundimetro (para conocer la profundidad en la que estamos) y un manómetro, para saber el aire que nos queda.

Info de interés: Buceo en Barcelona y la zona de la costa brava. Buceo en Murcia y la zona de el Cabo Tiñoso y el Cabo Cope – Buceo en Madrid: cursos, licencias,…

Reglamentación, control y formación

El buceo deportivo se ha popularizado y democratizado asombrosamente en los últimos 50 años. La vulgarización de la experiencia subacuática gracias a documentales difundidos en los medios, la investigación para la comprensión de la fisiología del buceo y el mejoramiento o aparición de nuevos equipos son algunos de los factores que han contribuido a hacer de este tipo de actividad accesible a cada vez más adeptos.
Las particularidades fisiológicas específicas a la actividad, hacen necesario el seguimiento de reglas estrictas y el respeto de límites de seguridad. La práctica responsable y segura del buceo deportivo (particularmente en el caso del SCUBA) requiere una formación especial.
Cada país es responsable de la reglamentación y control de este tipo de actividad recreativa; y por regla general una titulación reconocida es exigida, certificando el conocimiento de determinadas reglas, normas o experiencia. En el mundo hay diferentes agencias certificadoras, y entidades gubernamentales o privadas que se encargan de garantizar estos procesos como P.A.D.I. (Asociación Profesional de Instructores de Buceo) PADI, A.C.U.C. (Asociación Canadiense, [1]), N.A.U.I. (Asociación Americana de Instructores Subacuáticos)NAUI, C.M.A.S. (Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas) CMAS, S.S.I. (Escuela Internacional de Buceo) SSI, y B.S.A.C. entre otros. Estos organismos son los garantes del conocimiento de los estándares mínimos de formación para cada nivel de competencia de sus alumnos afiliados. El nivel de competencia certificada del buzo se ve reflejado en el tipo de titulación.
Puedes solicitar información del curso padi o del curso open water, entre otros cursos más.
Durante inmersiones en aguas abiertas y con tráfico es obligatorio la declaración de la actividad a las demás embarcaciones en mediante una boya deco (bandera de advertencia). En el código de señales marítimas internacionales se estipula que la bandera alfa (A) en una embarcación estacionaria significa “buzo(s) en inmersión”; aunque para los buceadores la bandera roja con diagonal blanca, izada en una embarcación estacionaria o en una boya también indica buzo en inmersión, el código de señales maritimas no la reconoce.

Equipo necesario

El equipo necesario para el buceo se divide en equipo ligero (básico) y equipo autónomo (SCUBA).

Equipo básico o ligero

Equipo ligero de buceo
Es aquel que posibilita el buceo en apnea. Los elementos que componen este equipo son:

Buceo

Máscara
Es el elemento que permite ver bajo el agua. Sin ella el contacto directo del agua con los ojos no permitiría ver bajo el agua debido a razones ópticas. Con la máscara se interpone una capa de aire entre los ojos y el agua facilitando la visión. Además de cubrir los ojos, cubre también la nariz. Está compuesta de un faldón de goma o silicona (preferentemente) que se adapta a la cara, unos cristales planos y templados y unas tiras de sujeción que, como su nombre indica, sujetan la máscara a la cabeza. Una buena máscara debe presentar las siguientes condiciones:

  • La máscara debe incluir la nariz en su volumen interno, para permitir equilibrar presiones en inmersión y evitar el fenómeno de ventosa.
  • Estanca, de manera que el faldón se ajuste perfecta y cómodamente al perfil de la cara.
    Además es deseable que las características tiendan a:
  • Poco volumen interno, pues este dicta la cantidad de aire que deberá sacrificarse para equilibrar presiones.
  • Ángulo de visión grande, que disminuye el incómodo efecto túnel de la visión a través de la máscara.
  • Fácil acceso con los dedos a la nariz, que facilita el equilibrio de presiones en los canales auditivos en caso de no poder equilibrar mediante la maniobra de valsalva.
  • Tubo respirador o snorkel. Permite respirar con la cabeza metida en el agua, pero sin abandonar la superficie, de tal manera que el buzo pueda mirar constantemente bajo del agua. Para el buceo con botella no es imprescindible, si bien es necesario por motivos de seguridad en superficie, especialmente en condiciones de mar picada o para nadar con comodidad sin malgastar el suministro del tanque. Consiste en un tubo que conecta la boca con la superficie. Debe ser lo suficientemente ancho para permitir una respiración holgada. En ocasiones dispone de una válvula de purga cerca de la boca que facilita vaciar el tubo de agua cuando se vuelve a la superficie tras una inmersión.

submarinismo3.jpg

Traje de buceo
Su cometido es proteger al buceador de la hipotermia. El aislamiento térmico de la piel no es adaptado al medio acuático, debido a que el calor específico del agua es superior al del aire, el cuerpo en inmersión pierda calor mucho más rápido que en el aire. En aguas por debajo de los 27°C es recomendable estar aislado térmicamente, temperaturas menores 22°C hacen necesario estarlo y con 15°C o menos es indispensable un buen aislamiento térmico.
Existen dos tipos básicos de trajes de aislamiento: los trajes húmedos y los trajes secos o estancos. Los primeros generalmente son trajes confeccionados en materiales espumosos y resistentes (como el neopreno), que conforman una capa de aislamiento entre el medio y la piel, pero no son estancos. Su eficiencia depende del grosor de la espuma y del ajuste al cuerpo. Como su nombre lo indica, los trajes secos mantienen el cuerpo por fuera del contacto con el agua, limitando considerablemente la pérdida de temperatura; además pueden combinarse con ropa interior térmica. Los trajes secos requieren un poco más de cuidado en su uso. Los trajes semi-secos son trajes de espuma, con sellos muy ceñidos que limitan considerablemente (aunque no totalmente) el contacto del cuerpo con el agua.
Los trajes húmedos pueden ser cortos o largos y en función del número de piezas: trajes monopieza o de dos piezas (pantalón y chaqueta).
El traje puede estar complementado por un par de guantes. Sin embargo, muchos países prohíben su uso, ya que los guantes facilitan el contacto con la fauna, flora y rocas existentes en el fondo, y, por lo tanto, su depredación.

Escarpines (o chapines o “botines”)
Son unas “botas” de neopreno que protegen los pies del frío y del roce de las aletas. Los trajes de buceo secos suelen incluir sus propios escarpines unidos al traje para mayor estanqueidad.

Aletas
Las aletas, también llamadas gualetas o patas de rana, son dos palas que se prolongan desde los pies. Permiten avanzar a mayor velocidad bajo el agua y generalmente son de caucho u otros materiales sínteticos que les confieren rigidez transversal y flexibilidad longitudinal. Hay diferentes diseños y durezas de la pala que favorecen la velocidad (apnea) o la potencia (SCUBA) del aleteo bajo el agua.
En función del tipo de sujeción al pie las aletas pueden ser abiertas o ajustables, que sujetan el pie con una cinta de goma a la altura del tendón de aquiles y que permiten un ajuste variable; o cerradas o calzantes, como un zapato de goma y sin posibilidad de ajuste variable. Las aletas abiertas permiten el uso de escarpines voluminosos y con suelas muy robustas, los escarpines a usar con aletas cerradas se parecen más a calcetines que a un clásico zapato.y tiene basicamente dos funciones, evita que los pies se enfríen y segundo que la fricción que tienen los pies con las aletas causen llagas.

Cinturón de lastre
Es el cinturón donde se sujeta el lastre. Éste es usado para facilitar la inmersión y compensar la flotabilidad positiva. En apnea permite vencer rápidamente el empuje positivo de la caja toráxica llena de aire (que disminuye a medida que aumenta la profundidad). En apnea el peso del lastre no debe sumergir al buzo en reposo y la flotabilidad del mismo debe ser apenas negativa después de una expiración forzada. En SCUBA la flotabilidad es producto del empuje negativo del lastre y del empuje positivo del chaleco y el peso del lastre necesario dependerá principalmente del peso del buceador y del grosor del traje de buceo. El sistema de cierre debe ser firme y seguro, pero de fácil liberación en caso de emergencia.

Equipo autónomo SCUBA

Regulador: primera etapa (que se acopla al tanque), con manguera de alta presión (manómetro) y tres de “baja” (presión intermedia) una al BCD, y dos a las segundas etapas y boquillas (principal y secundaria -u octopus-)
Además del equipo básico o ligero, el equipo autónomo para el buceo SCUBA con aire integra los siguientes componentes:

Botella de aire comprimido
La botella es el recipientes de acero o aluminio que contienen el aire comprimido, y presenta una sola abertura donde se fija una grifería de control y acople. La grifería consiste en una válvula (tipo J o K), un grifo que controla la apertura o cierre de la botella y una o varias salidas de acople al regulador (tipo INT o estribo -una palomilla sujeta el regulador a la botella, donde hay una junta tórica para mentener la estanqueida- y tipo DIN -que sujeta el regulador a la botella mediante una rosca, soporta mayores presiones).
Hay varios tipos de botellas en función de su capacidad (de 5 a 18 litros) y de la presión de trabajo que soportan (230 bares o 300 bares).

Chaleco hidrostático (BCD)o (JACKET)
Como su nombre indica es un chaleco, fusionado al arnés que soporta la botella a la espalda. Posee una cámara de aire que confiere flotabilidad positiva al buzo en superficie y permite ajustar la flotabilidad a voluntad para compensar la pérdida de empuje que se produce con la profundidad por efectos de la presión (al comprimirse el traje, la propia cámara de aire del BCD y algunas cavidades corporales). Para ello el chaleco tiene una cámara o vejiga que se une con una válvula de conexión al regulador y una boquilla que permiten inyectar aire directamente de la botella o soplando a través de la boquilla y varias válvulas de purga que permiten liberar aire durante el ascenso en el que se produce el fenómeno inverso. Tiene, también, una válvula de sobrepresión que asegura que la vejiga no estalle en caso de sobrepresión por inadvertencia o durante el ascenso. El chaleco hidrostático es para el buzo lo que la vejiga natatoria para el pez.
El chaleco incluye también bolsillos y anillas para portar objetos necesarios para el buceador, así como las sujeciones necesarias para mantener dicho chaleco bien sujeto al buceador.

Submarinismo

Regulador
Segunda etapa y boquilla del regulador
Es el elemento que ajusta la presión del aire de la botella para que el buceador pueda respirarlo. Consta de dos sistemas de regulación de la presión denominados etapas.
La primera etapa recibe el aire directamente de la botella y mantiene un pequeño volumen de aire a una presión intermedia. La segunda etapa regula el flujo del aire desde la cámara de presión intermedia a la boquilla del buzo. El aire bajo presión de la botella pasa así de una cámara de alta presión a una de presión intermedia y finalmente a una de presión ambiente. A la cámara de alta se conecta el mánometro que indica la presión del tanque, a la cámara intermedia se conectan la(s) segunda(s) etapa(s) (boquilla principal y “octopus” o boquilla de emergencia) y la manguera de inflado de chaleco o traje seco.
Dependiendo del sistema que utiliza, puede ser:

  • De pistón simple, en el que un pistón permite el paso del aire. Son los más sencillos (y baratos), pero de características peores. A profundidades elevadas, o con escaso aire en la botella, el aire que proporciona es menor.
  • De membrana compensada, en el que una membrana permite el paso del aire, pero aísla al regulador de la entrada del agua. Permite un flujo de aire al buceador que no varia con la profundidad.
  • De pistón compensado (o sobrecompensado), de gama alta, permite un flujo de aire que no varia con la profundidad, pero no aísla al regulador del agua

Reloj, profundimetro y tablas de buceo con aire (u ordenador de buceo con aire)
Para el buceo con botella es indispensable controlar el tiempo de fondo y la profundidad. Estos dos datos tabulados en una tabla de buceo le permiten al buzo mantenerse en los límites de seguridad. También existen ordenadores de buceo que integran directamente y en tiempo real el perfil de inmersión y alertan al buzo en caso de acercarse a los límites de seguridad.

Equipo accesorio

Cuchillo

  • Cuchillo: por ley es necesario para bucear en muchos países. Permite cortar cabos o redes que pudieran molestar al buceador.
  • Linterna o foco: en las inmersiones diurnas ayudan a ver cuevas en las rocas o zonas con poca luz. En las inmersiones nocturnas, evidentemente, son imprescindibles. Las linternas suelen ser de menor potencia y a pilas, mientras que los focos suelen ser de mayor potencia y con batería recargable.
  • Carrete: contiene un cabo de gran longitud que permite al buceador orientarse al seguirlo.
  • Brújula o Compás: muy útil para orientarse bajo el agua.
  • Cyalume o luz química: se atan a la botella o al BCD durante inmersiones nocturnas.
  • Pizarra subacuática: permite la comunicación escrita o gráfica bajo el agua.
  • Sonajero, maraca o bocina: permiten avisar mediante señales acústicas a un buceador próximo.
  • Boya inflable: se puede inflar con el aire comprimido de la botella, sirve para marcar una posición, o como ayuda para sacar objetos pesados del agua.

Fundamentos del buceo

Como cualquier masa, el cuerpo de un buceador se ve sujeto a los diversos efectos físicos de la inmersión; estos conllevan a su vez una serie de efectos y respuestas fisiológicas importantes a considerar, pues son ellas que dictan los límites de seguridad.

Efectos de la presión
Cambios volumétricos por efecto de la presión
A medida que un buzo desciende, el volumen de aire disminuye debido a la presión. Los compartimentos en “caja” deben ser suficientemente elásticos para permitir la compresión del volumen o deben ser compensados activamente por el buzo. Los senos nasales, paranasales y frontales, así como los canales auditivos (trompas de Eustaquio) deben compensarse mediante la maniobra de Valsalva o con un breve ejercicio de expiración forzada cerrando nariz y boca. La caja torácica (alojando los pulmones) limita en la parte inferior con el diafragma y la masa abdominal; en apnea el volumen perdido por el aire contenido en los pulmones es equilibrado por la dilatación de los vasos sanguíneos en los alveolos y el desplazamiento hacia arriba de la masa abdominal (y el diafragma). El buzo SCUBA, al tener una fuente de aire autónoma y equilibrada a la presión ambiente reemplaza el volumen pulmonar con un mayor aporte de aire a medida que respira en el descenso; pero debe tener especial cuidado durante el ascenso.
Los accidentes ligados a este efecto son barotraumatismos mecánicos. Los principales son las hemorragias en los senos faciales, la rotura de tímpano. Menos frecuentes y más graves, los barotraumatismos pulmonares: por sobrepresión (en SCUBA) los pulmones llegan al límite de dilatación y los alveolos se rompen generando un neumotórax (el aire escapa a la cavidad toraxica), un enfisema mediasteno (el aire escapa a la cavidad del corazón y puede llegar siguiendo la pared de la traquea al cuello) o una embolia (cuando el aire escapa por las venas y arterias); y por subpresión (en apnea) los pulmones llegan a su límite de compresión y se continúa el descenso, la presión interna será menor que la presión sanguínea, los vasos alveolares se rompen e inundan los pulmones de sangre, se generará un edema pulmonar agudo.

Os recomendamos visitar nuestro nuevo buscador de aventuras donde encontrareis cursos de submarinismo

Los textos de este artículo han sido obtenidos de la Wikipedia. Se aplica la Licencia de documentación libre de GNU.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>