«

»


Deportes de aventura

Jul
27
2013

La cueva de hielo más larga del mundo

Este verano hemos pasado unos días en Austria y os vamos a hablar de la cueva de hielo más larga del mundo, conocida como Eisriesenwelt Werfen, y que se encuentra a unos 30 minutos en coche de Salzburgo (Austria), vamos muy cerquita, y a pocos quilómetros de la frontera con Alemania. Al final de este post podréis ver el mapa de localización.

En primer lugar si estáis por Austria una visita obligada es entrar a esta hermosa cueva de hielo. Ésta tiene una longitud de 42 km. aunque la visita guiada sólo es de 1 km. No se puede visitar por libre, por lo tanto, cuando lleguéis al parking y dejéis el coche, os encontraréis con el edificio y unas escaleras donde deberéis comprar los tickets de entrada.

Compra de tickets para la entrada a la cueva de hielo

Hay que tener en cuenta de no llegar justos de tiempo, ya que desde que se compra las entradas hasta que finalmente llegas a la entrada de la cueva hay que caminar por un camino, luego hacer cola y subir al telecabina, para luego volver a caminar otro ratito antes de llegar a la entrada de la cueva de hielo.

Total, que una vez que dejéis el coche y lleguéis a las escaleras del primer edificio, hay que comprar aquí las entradas. A partir de ahí, deberéis caminar unos 15-20 minutos y con un desnivel de algo más de 100 metros. Durante este paseo podréis escoger entre un pequeño atajo y meteros por un túnel, o bien, por el camino que bordea la montaña con un bello paisaje del valle. Nosotros, al subir, fuimos por el atajo, es decir por el túnel, y cuando ya bajamos, sí que fuimos por el camino que bordea la montaña para disfrutar de las vistas, como la del valle y la del Castillo Hohenwerfen.
El camino en sí es ancho y fácil aunque como decimos es ascendente.

Vista del valle y del castillo desde el camino

Foto ampliada desde el camino hacia el Castillo Hohenwerfen


Luego llegaremos a una tienda de picnic para comprar algo de comida o bebida, justo al lado de los lavabos y del telecabina. Aquí empieza la cola para subir, y aunque hay dos telecabinas, si hay gente, se puede demorar un rato en subir. Una vez ya arriba, hay también un restaurante y donde comienza otro camino que tras otros 15-20 minutos nos llevará a la entrada de la cueva.

Último trozo antes de llegar a la entrada de la cueva

Los guías hablan alemán y alguno inglés, almenos el día que nosotros fuimos, ya que la mayoría de turistas que visitan las cuevas de hielo son alemanes, austríacos, ingleses, holandeses o italianos.

Entrada de la cueva de hielo Eisriesenwelt Werfen

Al comenzar, os agruparán en varias personas y os darán una especie de farolillo a cada 2 o 3 personas. La visita empieza, entraréis por la puerta y notaréis un frío impresionante que proviene de dentro, el farolillo se apagará a causa del aire, pero los guías os lo volverán a encender dentro. La temperatura es de 0 grados, con lo que es imprescindible ir bien abrigados y como consejo importante es llevar guantes, ya que subiréis y bajaréis escaleras. La barandilla es metálica y con el frío está congelada, el uso de guantes os ayudarán a ir por las pasarelas y os ayudará para subir, 700 escaleras, o bajar, otras 700 más, que hay durante todo el recorrido. A pesar de ello, merece mucho la pena visitar la cueva de hielo más larga del mundo, con las formas que hace el hielo que parece mantequilla.

Grupo de turistas visitando la cueva

Formas de hielo preciosas

Visitando la cueva de hielo de Austria



Durante este recorrido el guía os explicará cosas de la cueva, por ejemplo, ésta fué descubierta por Anton Posselt en 1879, que era un científico naturalista de Salzburgo que consiguió entrar los primeros 200 metros de la cueva, y colocó una señal hasta donde llegó, ya que no pudo pasar más, al bloquearle el paso una gran columna de hielo de 25 metros de profundidad, y a la que hoy en día sí se puede acceder gracias a las pasarelas.

Visita guiada a Eisriesenwelt Werfen (Austria)

Otro aspecto interesante de la cueva de hielo es que durante el invierno entra aire muy frío, haciendo que ésta tenga una temperatura realmente gélida, para luego, durante la época del deshielo, provoque que el agua de la nieve que se filtra por la cueva, forme preciosas formas de hielo, así como columnas, estalagmitas, etc. además que durante esta época más cálida, la cueva expulsa aire frío hacia fuera. Este proceso, año tras año, ha hecho que cada vez haya más hielo dentro de la cueva, ya que durante los meses de más calor, no da tiempo suficiente a que el hielo se deshaga, con lo que cada vez hay más centímetros de hielo acumulados.

El aire frío entra hasta ese aproximádamente quilómetro de profundidad, haciendo unas formas preciosas y que podéis ver en las fotos de este artículo. El resto de la cueva no tiene hielo, ya que no llega aire frío suficiente a su interior, de ahí que sólo se visite los primeros 1000 metros de la cueva. La visita dura 1 hora más o menos.


Fotos de la cueva de hielo

Interior de la cueva

Interior de la cueva de hielo

Escaleras, atravesando el hielo

Luces que decoran la cueva de hielo

Interior de la cueva


A continuación os dejamos un mapa de localización, así como su web www.eisriesenwelt.at, ya que es recomendable saber los horarios, o si el telecabina funciona, ya que si hay fuertes vientos éste puede ser cerrado durante unas horas, etc.


Ver mapa más grande

Durante los años que tiene este blog hemos publidado distintos artículos sobre cuevas, puedes entrar en el tag de cuevas donde encontrarás interesantes artículos sobre este tema.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>