Cómo orientarte y no perderte en la montaña

El otro día estaba viendo un genial capítulo de Better Call Saul en el que (mini spoiler a continuación, nada importante) dos de los personajes se quedan tirados en medio de un desierto de Nuevo México después de que el coche en el que iban se avería. Están a dos días a pie de la civilización, hace un calor infernal y apenas tienen agua. Por si fuera poco, llevan con ellos dos sacos con 7 millones de dólares en el interior que pesan bastante.

Uno de los personajes sugiere enterrar el dinero y venir a buscarlo otro día con otro coche, pero el otro le dice que en el paisaje monótono del desierto resultaría imposible volver a encontrar el mismo lugar. Enseguida pensé, «¿Y el GPS del móvil?». Ambos llevaban móvil (sin cobertura), pero en la época en la que está ambientada la serie (alrededor del 2005), los teléfonos no llevaban GPS incorporado, algo que sí hacen en la actualidad prácticamente todos, incluso los más baratos.

Todo hubiese sido más sencillo pudiendo acceder a las coordenadas del lugar, ¿verdad? Espero que ninguno de vosotros se vea un día obligado a enterrar 7 millones en un desierto (señal de que posiblemente estáis haciendo algo ilegal), pero lo que sí nos puede ocurrir a cualquiera es perdernos en medio de la montaña y además sin cobertura.

Aunque efectivamente podemos utilizar el móvil para orientarnos en plena naturaleza, consideramos que el mejor GPS para la montaña es aquel diseñado especialmente para esta tarea. Es decir, un navegador GPS pensado para estas situaciones.

Orientación en la montaña con una brújula

Ventajas de los navegadores GPS

Las principales ventajas de un GPS para la montaña dedicado, en comparación con un móvil, son la mayor duración de la batería (especialmente importante si pretendemos pasar varios días en medio de la naturaleza porque el móvil seguramente se nos quedará sin batería pronto), la inclusión de todos los mapas de montaña sin tener que conectarnos a internet para descargarlos y una mejor señal GPS

Además, dependiendo del modelo, pueden incorporar brújula electrónica, altímetro, barómetro o ser resistentes al agua.

Cómo escoger el mejor GPS de montaña

La elección dependerá mucho del tipo de salidas que queremos hacer. Resultará imprescindible considerar los lugares por donde nos moveremos, la duración de nuestra ruta o los deportes que practicaremos (aparte del senderismo en sí).

Con esas ideas en mente, tendremos que decidirnos por un GPS con más o menos batería, que se puedan cargar ciertos tipos de mapas, si vamos a necesitar el altímetro o el barómetro, si debería ser resistente al agua…

No deberíamos subestimar la utilidad de contar con un sistema de localización en plena naturaleza, sobre todo si nuestra intención es movernos por lugares mal señalizados o sin caminos claros. Perderse en la montaña, que se nos eche la noche encima y tener que dormir a la intemperie puede ser una aventura emocionante de la que después nos reiremos… o puede resultar mortal.

Por lo tanto, nuestro consejo es ir siempre a la montaña bien equipados, incluyendo en este caso una o más formas de orientarnos y no perdernos. Puede ser un mapa topográfico y una brújula manual, un móvil con GPS y los mapas precargados (recordemos que seguramente no tengamos acceso a internet) o, mejor aún, un navegador GPS especialmente pensado para este tipo de excursiones.

Deja un comentario